sábado, 9 de noviembre de 2013

Paja mental de asignatura troncal

El mes pasado, al recopilar información para mi entrada del silogismo, me pasaron un divertido blog llamado "Disparates forestales" que alguno de vosotros conoceríais y que aparentemente está abandonado a su suerte en el ciberespacio desde 2011. Muy agudos fueron sus análisis sobre algunas noticias aparecidas en prensa en relación a temas forestales, como la viñeta que utilicé para las centrales de biomasa. Pero me llamó especialmente la atención una entrada titulada "Pajas mentales-pajas forestales" que ironizaba sobre lo absurdo de los estudios de científicos del CSIC en 2010 al aplicar "mulching" o acolchado de paja como medida de emergencia para estabilizar laderas y evitar la erosión de cenizas aguas abajo de la cuenca afectada por el incendio. Lo siento chicos pero en ciencia el que ríe el penúltimo...

HELIBALDE Fuente
 HELIMULCHING Fuente
Efectivamente este año habréis leído en prensa bastantes noticias sobre la aplicación de acolchado de paja tras los incendios de Galicia, tanto con el apoyo de los vecinos desde tierra como por parte de la Xunta desde el aire en zonas más inaccesibles. Los estudios del CSIC se estaban llevando a cabo paralelamente por el Centro de Investigaciones Forestales de Lourizán en Pontevedra, dirigidos por el Dr. José Antonio Vega en el contexto de diferentes proyectos del plan nacional de investigación y de Fuegored la red temática nacional de efectos de los incendios forestales sobre los suelos. Los resultados de estas investigaciones han dado como fruto unos cuantos papers científicos y una monografía con vocación divulgativa y de transferencia de conocimiento que ha llegado en un año en el que precisamente ha habido grandes incendios en Galicia, siendo el más grave el del monte Pindo, donde se han centrado gran parte de los esfuerzos de rehabilitación y estabilización de laderas con mulching de paja. A pesar de ello la ciencia y la transferencia de investigación no hace milagros y de nuevo, tal como ocurrió en 2006, la zona de marisqueo en la costa se ha visto afectada por las cenizas, destacando aún más la necesidad de abordar estas actuaciones, no sólo desde una perspectiva forestal y conservacionista, sino para proteger a otros sectores afectados.

Fuente
Fuente
¿Por qué paja? ¿alguna paja mental de investigadores aburridos? El principio de esta medida no es más que imitar a la naturaleza. La hojarasca que cae de los árboles y arbustos como consecuencia de la senescencia de las hojas se va acumulando en el suelo y como consecuencia de la descomposición de hongos y la actividad microbiana se incorpora como materia orgánica a la primera capa superficial. Sin embargo, en la mayoría de los ecosistemas, siempre hay hojarasca iniciando ese proceso y por tanto siempre existe hojarasca tapizando el suelo. El impacto de las gotas de lluvia es mucho más intenso de lo que pudiera parecer. Gran parte es interceptado por los árboles y arbustos pero otra parte llega directamente la suelo, impactando sobre...¡la hojarasca! ¿Qué pasaría si no hubiera hojarasca? Impactaría directamente sobre el suelo como cuando regamos una maceta con un vaso de agua, removiendo la capa superficial de materia orgánica y mantillo, que en los ecosistemas mediterráneos es gran parte del sustento de nutrientes de las plantas. Entonces ¿qué ocurre tras el incendio? Al desaparecer gran parte de las hojas de árboles y arbustos y la hojarasca por efecto de las llamas y el rescoldeo tras el paso del fuego, las gotas de lluvia arrastran la capa superficial de cenizas y materia orgánica que no se ha quemado, llevándola aguas abajo, tanto más cuanto más severo haya sido el fuego y mayor pendiente del terreno (el modelo hidrológico más usado para predecir este proceso es la fórmula RUSLE). Por tanto la idea es simple pero brillante ¿y si ponemos de nuevo una capa de protección (acolchado) que evite el impacto de las gotas de lluvia? La paja es un elemento barato y fácil de encontrar en nuestro mundo agrario con lo que se ha convertido en el candidato ideal. Se han hecho pruebas con mulching de astilla, hidrosiembras y combinaciones de todas ellas con resultados similares, con lo que el coste-beneficio es el óptimo para estas tareas.

El fuego elimina la capa natural de mulching o acolchado que protege al suelo del impacto de la lluvia

La tendencia humana ante una propuesta arriesgada y creativa siempre suele ser el "calla que me da la risa" "estos científicos no pisan el suelo, están en las nubes" "menuda parida, ¿y para eso les pagamos?" En muchos casos estas afirmaciones son totalmente ciertas, pero la sociedad debería valorar no tanto el proceso científico, que en general es incomprensible para la mayoría, sino el resultado y su posible impacto en los cambios sociales, de progreso, no sólo económico sino sobre todo cultural. Los profanos se resisten en general a la innovación que no provenga de la casa Apple o Samsung pero si hay una buena campaña de comunicación lo terminan aceptando como "palabra de científico". Curiosamente son los profesionales de la gestión y las empresas los que suelen ser escépticos a los cambios porque el "poso" de la Universidad y los libros de texto son mucho más influyentes de lo que aparentemente pudiéramos pensar. Además las personas tenemos una tendencia psicológica a no cambiar y una vez que hacemos el esfuerzo consciente de hacerlo, un nuevo cambio sigue siendo costoso. Es difícil aprender a cambiar. El estrés de la vida diaria nos hace ser conservadores en nuestras decisiones y resistentes al cambio, porque la carga de trabajo nos impide ser creativos. La Universidad y la investigación siguen avanzando en el conocimiento cuando terminamos la carrera, pero... te hablo a ti, gestor público o privado, empresario y trabajador forestal: ¿cuántos libros o artículos de investigación te has leído después de terminar la carrera? ¿Has consultado al menos las actas del Congreso Forestal Español? Probablemente alguno de mis inteligentes lectores lo habrán hecho pero ¿lo han hecho sus jefes? ¿Cuánto tiempo crees que llevan tus jefes sin leer algo actualizado sobre ciencia forestal?¿Quién toma las decisiones en tu organización? ¿Son bien recibidas las ideas innovadoras y arriesgadas? ¿Podemos demandar transferencia de investigación si no sabemos sobre qué se investiga? Los retos de investigación que nos propone el Plan Nacional de Investigación (por fin ha salido) ¿son una respuesta a las necesidades reales de la sociedad? Pero la sociedad en un contexto de ausencia de cultura científica ¿sabe realmente lo que la ciencia le puede aportar y hasta dónde puede llegar?


En general lo que aprendes durante tu formación académica te ayuda a "ir tirando" pero a ninguno de nosotros nos han enseñado a cambiar, a pensar, a ser creativo, porque en el contexto académico se considera que eso es divagar, no es útil, es una pérdida de tiempo. La mayoría de las veces es así, por eso los científicos somos condenados a la "cueva" de Gollum, o mejor dicho, nos condenamos nosotros solitos para poder pensar, crear, cambiar mentalmente para cambiar las cosas que nos rodean ¿Y si en lugar de dedicarnos a evaluar la religión, quitar becas Erasmus y adoctrinar a los alumnos los enseñáramos en Escuelas, Institutos y sobre todo en la Universidad, a pensar libremente? ¿Dónde está la creatividad en nuestro sistema educativo? Yo, sin duda, propondría la paja mental como asignatura troncal. Y es precisamente de lo que nos están alejando...siempre nos quedarán los blogs...


Si te gustan mis entradas te pido tu apoyo en los premios Bitácoras 2015. Sólo tienes que dar a este enlace y validarte ("logearte") a través de tu cuenta de Facebook o Tuiter. ¡Gracias! #Soismicombustible


Licencia Creative Commons
Este obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución 3.0 Unported

11 comentarios:

  1. ¿¿¿ He leído "Lo siento chicos pero en Ciencia quien ríe el último" ???. Pensé que en la ciencia era eso en lo que no se reía nadie el último porque no había último. Quizá unas sonrisillas hasta que el siguiente te adelantaba. Pero será que no sé de ciencia. Se agradece la referencia a un blog muerto que ahora que alguien escarbó en su tumba tendrá que salir a dar un paseo. Algunos de ciencia no sabremos pero de replicar si.
    http://disparatesforestales.blogspot.com.es/2013/11/the-talking-deaf-edicion-forestal.html

    ResponderEliminar
  2. WOW!! ¿He conseguido despertar con mis repelencias uno de los blogs forestales que hacían falta en el aburrido panorama de los egoblogs? Y además corrigiendo una frase!!! Zeus existe!! Por cierto Igor, te hago caso y he corregido por "el que ríe el penúltimo", lo tengo bien merecido...;-) Buenísimo el jeroglífico ese que has hecho para resucitar, yo aún no lo entiendo hasta que me de un poco el aire de la montaña :D

    ResponderEliminar
  3. Ahí va la réplica completa a “Paja mental de asignatura troncal”. Es nuestra insana costumbre transcribir en nuestro blog e ir comentando párrafo a párrafo. Asi nos quedan entradas más largas y parecemos que tenemos más cosas que decir. ----> The Talking Deaf - (Edicion Forestal)

    ResponderEliminar
  4. Gracias Igor, evidentemente no comparto muchos de tus comentarios pero me quedo con lo bueno: que agradezcas la explicación del principio del mulching (esto es un blog de divulgación lo que pasa es que a veces se me va la olla con mis opiniones) y que a pesar de todo ¡me votaras en bitácoras13!! Espero verte de nuevo en la blogosfera metiendo caña...aunque sea a un investigador del montón intentando salir de la cueva...

    ResponderEliminar
  5. Ilustrador "debate". Algunos, tenemos vocacion de pajilleros mentales y hemos tenido la s̶u̶e̶r̶t̶e̶ ̶d̶e̶s̶g̶r̶a̶c̶i̶a̶, oportunidad de pasar antes por el club de carretera de la realidad que dice Igor en su post.

    Por eso me atrevo a terciar aquí, porque el atrevimiento de salir de la "cueva" de Javier a divulgar y contar lo que se esta haciendo es muy valioso aunque para ello se ponga a tiro de la "mala leche" de Igor (que creo que por otros motivos es muy valiosa también -sinceramente creo que andamos escasos de "mala leche" y sobrados de "mala baba" pero ese es otra discusión-).

    Que en el día a dia del monte estemos siendo incapaces de llegar a "lo posible" no quita para que la ciencia trabaje en "lo imposible" y entre ambos extremos exista una gran área de solape o mejor aún un continuo como este:

    [reparación]-[urgencia]-[gestión]-[transferencia/formación]-[desarrollo]-[investigación aplicada]-[investigación básica]-[imaginación]

    y para que la cadena funcione todos los eslabones de la cadena deben ser fuertes y bien cohesionados al menos con el precedente y con el siguiente. Y la creatividad y la prospectiva de información deben ser las herramientas básicas en cada uno de ellos.

    espero que ponerme en medio no me haga recibir ahora por babor y estribor :))

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Chapeau! La idea de meter un poco de caña a los de gestión en esta entrada es porque ya había sido bastante autocrítico con la gente de investigación en entradas anteriores. Como bien dices lo que me gustaría es que el sistema facilitara esa conexión entre paja mental con resolución del problema forestal y que logicamente sea bidireccional y horizontal (nada de clasismos por supuesto). Y si el sistema NO lo facilita, ¿podemos hacer algo? Creo que sí, aunque eso nos suponga toparnos con la "iglesia" de vez en cuando.

      Gracias como siempre J.

      Saludos

      Eliminar
  6. Nota: eso que véis más arriba como s̶u̶e̶r̶t̶e̶ ̶d̶e̶s̶g̶r̶a̶c̶i̶a̶ en mi comentario iba tachado.
    Malditos Formatos !

    ResponderEliminar
  7. Os veo haciendo piña (serotina). Bien. Por algo se empieza. Solo vuelvo dejaros un nuevo episodio de las pajas del Monte Pindo. Ardo en deseos de ver la respuesta de la conselleira. Una vez probada la parte de ciencia vamos a ver la parte de la gestión y de la politica y hacer las cuentas.
    http://www.montepindo.org/2013/11/medio-rural-debera-responder-sobre-o.html

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Igor, no puedo estar más de acuerdo con los vecinos del Monte Pindo. Soy un convencido de la ley de transparencia con lo que estos datos deberían de ofrecerse al público en general, ya que parte de presupuestos públicos. Ya puestos yo añadiría unos cuantas preguntas más: Con el coste de extinción del incendio y los medios usados ¿cuánto hemos perdido pero también cuánto podíamos haber perdido si los medios no hubiesen actuado? Nos daría una idea de la eficiencia real del dispositivo y de si estamos invirtiendo bien el dinero público, por ejemplo sobredimensionando el presupuesto de medios aéreos. En relación a la restauración con helimulching además de cuánto ha constado ¿en cuánto se valora las pérdidas reales y las potenciales que ha evitado, por ejemplo en zonas de marisqueo aguas abajo o en la pérdida de suelo y fertilidad futura del área afectada? Como ves preguntas que no tienen fácil respuesta sin una evaluación científico-técnica medianamente seria y que en la actualidad ninguna administración pública está en disposición de responder. Nos tendría que hacer reflexionar hacia dónde vamos

      Tal como dijo ayer en el batefuegos de Oro Armando González-Cabán, es necesario incluir la evaluación económica y el coste-eficiencia del dispositivo, no tanto para recortar presupuesto, sino para invertirlo donde sea más necesario.

      Eliminar
    2. Sin conocer el trasfondo socio-político de esta reivindicación ciudadana, da la sensación que se acusa a la Xunta (corrígeme si me equivoco), de favorecer a empresas privadas que ejecutan estos trabajo que son caros (extinción y restauración) cuando ese dinero podría ser manejado directamente por la administración, por ejemplo dando jornales en la zona o al menos no "echando" a los miembros del dispositivo de extinción que podría hacer el resto del año estas labores de restauración. Si existiera un sistema contrastado (a ser posible cientificamente) de coste-beneficio de las actuaciones, se podría valorar objetivamente si unas labores se deben hacer en tierra o con medios aéreos y dependiendo de qué circunstancias. El propio A. González-Cabán comentaba ayer que los recursos no son ilimitados y es responsabilidiad del político administrarlos bien y fomentar sistemas científicos que le permitan tomar las decisiones que solucionen el problema (en este caso la extinción y la restauración de un gran incendio). Ello supondría que las decisiones políticas ya no serían "arbitrarias" según el posible rédito electoral y si lo son, al menos podremos decirle los técnicos que la decisión es contraria a la eficiencia socioeconómica. ¿por qué en EEUU paradigma del capitalismo han sido capaces de impulsar estos sistemas de "autocontrol" del gasto público y aquí nuestros políticos no están dispuesto ni siquiera a intentarlo? Por algo será. A pesar de todo entiendo que hay gestores y políticos que intentan hacer algo con lo que tienen a su disposición. En este caso disponían de horas de vuelo "de sobra" y el político decide invertirlo en helimulching en lugar de perderlo. Para mí, en este caso concreto y con un objetivo prioritario como es la estabilización de suelo, es un acierto porque es dinero que ya se había contratado. ¿Cuál sería el error? que como bien dijiste en tu entrada, el político tuviera la tentación de que sistemáticamente se paguen horas de vuelo de más pensando en usarlas para helimulching. Está claro que estaríamos mezclando conceptos y correríamos el riesgo de dejar de ser eficientes, y de generar conflicto social y laboral si eso supone pérdidas de empleos en el sector.

      Está claro que la transferencia científica no es sencilla y su implementación tampoco. Manuel Patarroyo, a pesar de ceder la patente para la vacuna de la malaria, no fue capaz de poner a la OMS de acuerdo para que las farmaceuticas no interfirieran en su comercialización. El conflicto de intereses público-privados se ceba sobre el eslabón más débil, la población sobre la que se destina el objeto de la transferencia, así como los científicos y técnicos que prefieren permanecer en la cueva visto los "palos" que te dan cuando se te ocurre asomar la patita. ¿Hacer piña serótina? Sí, gracias. Estás invitado a ser una escama.

      Eliminar