martes, 20 de diciembre de 2016

Winter is coming: Cuando el Hielo trajo el Fuego

Winter is coming. Sí amigos y amigas, llega el invierno. Y os preguntaréis ¿qué tiene que ver el inverno con lo incendios forestales? Mucho más de lo que imagináis ¿Y si os digo que el origen de la incidencia de los Incendios en Europa se debe al Hielo? Los caminantes blancos vinieron para quedarse...y para enseñarnos qué se podía hacer manejando el fuego.

Fuente

El uso del fuego para calentarse pero también para labores selvícolas en general y para la renovación de pastos de montaña en particular, es una práctica ancestral, lo que ha generado un paisaje peculiar y reconocible desde A Coruña hasta el País Vasco, Navarra y a lo largo de los Pirineos, cordillera que parece enraizar su nombre precisamente en la leyenda de Pirene ¿Cual es el germen de estos paisajes? Un artículo recientemente publicado en la prestigiosa revista PLOSONE nos plantea un sugerente pasado: La Edad de Hielo fue el momento en el que los paisajes Europeos fueron significativamente modificados por causa del fuego...del fuego provocado por los caminantes blancos de aquella época.

Población europea en la última Edad de Hielo. Fuente Tallavaara et al. (2015)

"Las evidencias arqueológicas demuestran que los humanos estuvieron presentes en Europa en la Edad de Hielo y su comportamiento deducido de dicha evidencia sugiere que estas poblaciones fueron conscientes en el uso del fuego como herramienta para mejorar la movilidad y las oportunidades para cazar y recolectar" (Kaplan et al. 2016) En la siguiente figura podemos comprobar que Pirineos, Cornisa Cantábrica y Galicia fueron unas de las áreas más antropizadas de la Edad de Hielo Europea y donde más se usó el fuego en la Península Ibérica para transformar los bosques en pastos.



¿Cómo llegaron a esta conclusión? Los autores han usado un proceso deductivo por reducción al absurdo basado en evidencias paleontológicas. Los modelos presentados muestran que en los paisajes Europeos "al Sur del muro" durante la Edad de Hielo (Last Glacial Maximum, LGM) abundaban los pastos y matorrales sin embargo las reconstrucciones climáticas sugieren que en su lugar deberían existir bosques densos en todo el continente ¿Qué pudo causar estas grandes áreas abiertas? La primera hipótesis podría ser la existencia de grandes herbívoros ¿Parece fácil de justificar no? Los mamuts, bisontes, uros y demás mamíferos de la época podrían ser los causantes del consumo de biomasa de gran parte de los bosques y su posterior conversión en pastizales. Es una idea interesante porque sería algo parecido a lo que ocurre en las actualidad en algunas reservas africanas o en la sabanas...(Ah no! que a las sabanas también les meten fuego ;-)). Pues menuda sorpresa al leer que cada vez hay más evidencias de que los restos descubiertos de estos animales no soportan las poblaciones necesarias para mantener estos pastizales tan extensos. Es más, hay también bastantes autores que sostienen que en realidad la extinción de estas especies (y de otros homínidos como los Neandertales) se debió a la expansión del Homo sapiens, primero en África y después en Europa. Si la hipótesis de los herbívoros falla la segunda opción siempre es el fuego. Por tanto la incidencia de rayos a lo largo de miles de años podría generar incendios naturales que redujeron la superficie de bosques en Europa. Segundo intento también tentador...pero también fallido. Resulta que la reconstrucción climática que nos había sugerido el potencial de bosques en Europa también infravalora la presencia de actividad eléctrica hasta el punto de generar alta recurrencia de incendios naturales ¿Que nos queda? El hombre (y la mujer) pero en este caso fundamentalmente los "machos" humanos que son los que se dedicaban a cazar. Los autores concluyen que la única explicación plausible de los depósitos de carbón en la Edad de Hielo en Europa que informan de grandes incendios en la época se deben a la acción consciente de los humanos para favorecer la apertura de claros para la caza de las piezas que necesitaban para sobrevivir. Tampoco se descarta que muchos de estos incendios fueran negligencias en el uso del fuego de estos "caminantes blancos".

Más info aquí
Las quemas de matorrales para mantener los pastos de montaña han sido una práctica tradicional que ha chocado frontalmente con la gestión forestal puesto que ha supuesto un freno para la expansión del bosque. Este artículo sugiere que esta práctica pudo remontarse en Europa a la Edad de Hielo (hace 20.000 años) cuando gran parte de los bosques europeos pudieron desaparecer a favor de los pastos, práctica intencionada de los cazadores-recolectores de aquella época para favorecer la reproducción de piezas de caza (¿os suena?). Según los autores, aunque hay bastante debate en el papel de herbívoros y humanos durante el siguiente período más cálido del Holoceno (hace unos 10.000 años), consideran que gran parte de los paisajes de Eurasia evolucionaron con menor influencia humana en el uso del fuego ya que el aumento de la humedad relativa y la concentración de CO2 atmosférico favoreció la aparición de bosques densos y húmedos menos susceptibles al fuego. A su vez esta época coincidió con la extinción de los grandes herbívoros (como hemos dicho probablemente por la sobreexplotacón humana durante milenios) con lo que el tapiz arbóreo aumentó y la perturbación más importante eran los vientos y nieves. Posteriormente la deforestación se intensificó de nuevo en la Edad del Bronce y del Hierro (hace unos 3000-4000 años) con el desarrollo de la agricultura y el sedentarismo.

La explotación extensiva del paisaje por parte del hombre ha sido la causante de los paisajes heredados y más recientemente de la diferenciación de las áreas agrícolas y forestales en nuestro país. Por tanto nuestros paisajes son más producto de la Historia humana que de la biología de la especies. Por eso tenemos diferentes "biomas" (ecosistemas) con los mismos "pyromas" (régimen de fuego) y los mismos "biomas" con diferentes "pyromas".  


Diapositiva extraída de una de mis charlas. Presentación completa aquí


Sin la especie humana no se entiende el paisaje hasta el punto que ya se considera que estamos en el "Antropoceno" esto es,  una era geológica influida decisivamente por la actividad del hombre que ha generado residuos reconocibles para los geólogos del futuro  ¿Es posible volver entonces a eras anteriores? Los caminantes blancos son parte de nuestro pasado y por tanto parte de nosotros. Convivir con el fuego es parte de nuestro pasado, presente y futuro.

Licencia Creative Commons

6 comentarios:

  1. Muy interesante!! Casi pareece un "spoiler" de la séptima temporada. Va a usar Jon Nieve fuego técnico para defender Invernalia? Se va a hacer algo para solucionar los problemas de IUF en Bravos? Vale, paro ya las bromas fáciles...
    Sin tener ni idea de paleobotánica, sólamente comentar que me parece muy compleja la reconstrucción de este tipo de eventos. Siempre he leido que en los distintos periodos glaciales producidos (que son muchos), se ha producido una aridificación de las condiciones climáticas, favoreciéndose pastos y comunidades tipo "tundra".
    No obstante, resulta muy sugerente la idea que por causas humanas se haya podido modificar el paisaje vegetal en tanta superfície. Pagaría por estar ahí y verlo!!!
    Saludos y gracias por mantener "caliente" el FuegoLab!!

    ResponderEliminar
  2. Gracias Oriol, yo yampoco controlo mucho Paleobotanica y me creo tal cual lo que cuentan estos autores que, por otro lado es un proceso similar al que hoy día mantiene la sabana africana o el que mantenía los claros para la caza en Norteamérica en épocas mucho más recientes ya que la especie humana lleva menos años por allí...no se si es cierto pero quiero pensar que tiene sentido máxime si está apoyado en sedimentos fósiles...y en lo del Spoiler me has pillado ;-)

    ResponderEliminar
  3. Muy interesante y relacionado con: http://www.tematika.com/libros/derecho_y_ciencias_sociales--4/historia--3/arqueologia--5/fuego_y_civilizacion--36941.htm
    Fuego y Civilización.
    de Johan Goudsblom, holandes, al que conocí cuando ya había leído su libro. Fabuloso. Tengo 3 copias, en dos idiomas diferentes (inglés y español). Un gran Libro para los que tengan la mente abierta (no lo leas si crees que todo fuego es malo, no te gustará).
    Señala que hay tres cosas que distinguen al ser humano del resto de los seres vivos. La comunicación, el uso de herramientas y la domesticación del fuego. Hace un análisis (es sociólogo) y descarta las dos primeras por no ser tan diferentes de lo que tienen otros seres vivos y se queda con la tercera como verdadera diferencia que nos hace especiales.

    ResponderEliminar
  4. Gracias Domingo, siempre enriqueciendo. Saludos

    ResponderEliminar
  5. Sobre esto y para el caso de Galicia conviene siempre recuperar el clásico de Diaz Fierros "Evolución del suelo en el Cuaternariode Galicia" (basta googlear para encontrar el PDf completo)

    ResponderEliminar